Creo, que te equivocas.

Voceros de la desinformación como Cruz Morcillo, Redactora Nacional del ABC, ya no hartos de mezclar en los medios las intervenciones del mercado negro con las de asociaciones sin ánimo de lucro de consumidores, se pone nerviosa para sacar el cannabis en un debate sobre drogas con graves problemas para la salud y que son resultado de mantener una prohibición, por la búsqueda en los consumidores la alegalidad de otros productos de uso cotidiano como el coctel de Codeína y Fósforos muy bien expuesto por el Dr. Tomás Camacho y el cual te podrá confirmar lo desinformada sobre drogas y el cannabis que estás.

Viendo tu intervención en Cuarto Milenio, me hiciste recordar una frase que repetía un antiguo profesor “El creo que… Pensé que… Son hermanos de burreque…”, mientras relatabas tú credo fuera del colegio episcopal y confundiendo a la población diciendo que ya casi las drogas tienen el mismo número de muertes en carretera que el alcohol, estando muy fuera de la realidad. El alcohol lidera el ranking con el 67%, siendo los ebrios y quienes arrojaron tasas de alcoholemia superiores a 1,2g/l el 70% dentro de ese porcentaje, mientras todas las demás drogas (cocaína, opiáceos, cannabis, fármacos,…) fue del 31,64% según el instituto de toxicología con las cifras del 2015.

Dentro de este amplio mensaje, según la DGT los daños en carretera que produce el cannabis anualmente son de 1.400.000€, cifra que no hace sombra por ejemplo al mantenimiento de los jardines de Wert. Si a esto le sumas, que por ley se le hace el drugtest a todos los accidentados aunque no se involucre muertes, quedando la cifra real muy reducida, supuestamente cuando hablamos del cannabis.

Aunque las cifras que nos aportan no son claras, tras múltiples sentencias han logrado crear la suficiente jurisprudencia sobre el tema, puesto que el tener restos de una sustancia no supone que puedas estar bajo sus efectos y menos si son los reales causantes del accidente o solo el infortunio, pero eso lo dejo al ABC y su Credo.

Son algo más extensos si hablamos de las cifras sobre las muertes entre peatones los cuales en el 56,63% tenían alcohol en su cuerpo (donde otra vez el 74,5% superaban tasas de 1,2 g/l), el 39,7% con psicofármacos legales que se recetan de forma cotidiana, seguidas por 33,7% el computo de todas las drogas ilegales metiendo en el mismo saco al cannabis, donde la AAA y la NHTSA (el homónimo americano de la DGT) ya ha declarado que los efectos del cannabis al volante son casi 0 mientras en España se persigue y se engloba ignorantemente con otras drogas, tan diversas como sus efectos en el organismo y que no tienen nada que ver con el cannabis que puedes plantar en tú patio, al igual que nada que ver con las nuevas sustancias químicas que no están prohibidas pero que no tardáis los medios en encargaros de poner por todos los titulares el nombre de “cannabis artificial” o “cannabis sintético” cuando no tienen nada que ver con la planta.

Te aconsejo que leas el documento firmado por Kofi Annan citado por el Dr. Tomás Camacho, donde llama a las naciones para que dejen la inútil lucha contra las drogas y apuesten por políticas de regulación, gracias a la experiencia por parte de países que han dado el paso y han visto como han disminuido el número de consumidores, el número de accidentes, incluso la delincuencia. Documento firmado por presidentes y ex-presidentes a parte de premios Nobel. Acostumbrada día tras día a buscar cómo asustar a la gente desde una redacción, que esperamos tenga la información más contrastadas que tus palabras, tal vez esa sea la razón por la que este año tampoco eres candidata al Nobel de periodismo.

Campañasexisten, pero las orquestáis vosotros bajo los mismos falsos credos y convicciones en vez de la realidad. Campañas como las promovidas por el gobierno utilizando la fiscalía, las fuerzas del estado y medios para entrar en asociaciones cannabicas donde usuarios terapéuticos y recreativos buscan el poder salir del mercado negro, el cual está encantado de que esas miles de personas vuelvan a depender de ellos en vez de recurrir a cultivos compartidos o autocultivos, metiendo en el mismo saco a ciudadanos y delincuentes para justificar la persecución a usuarios pero sin mencionar todas las sentencias a favor de usuarios y asociaciones, donde el estado tiene que devolver todo lo incautado, sentencia tras sentencia, multiplicando el gasto inútil en vez de recaudar y trabajar el asunto desde la prevención de riesgos y no sobre análisis y estudios adulterados, como ya han hecho muchos estados en EEUU y otros países, pero claro, desinformada con la prensa nacional, poco más allá puedes vislumbrar.

Te aconsejamos que te informes en vez de dar la razón “por que sí”, sin comprender “el por qué”. Sabrías englobar los alcaloides como el opio, la heroína, gran parte de los fármacos, alcohol, cocaína, café o hasta el azúcar entraría en esa clasificación y diferenciar con otro tipo de sustancias menos dañinas como el cannabis, comprendiendo su inocuidad a la hora de hablar de patologías y los beneficios que implican una regulación en España.

Creo que tu afán de notoriedad supera tú afán de informar y más el de contar la verdad. Para la próxima vez, vuelve a intentarlo y no tengas estos fallos garrafales en el día a día de tú trabajo en el cual, en teoría, te tendrías que rendir con la verdad y no para desinformar. Tal vez con menos alcaloides como el café pero con más cannabis te ayudara a recordar y no a colaborar con el engaño.

 

AmaneceQueNoFacebooktwittergoogle_plusredditmail

Deja una respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *