Archivos de la categorías: Opinión

DISIDENTE.

Una vez más, la historia se repite y, llegados a un momento decisivo, asistimos al bochornoso espectáculo de ver a hermanos del Frente Judaico Popular y al Frente Popular de Judea apedrearse entre sí.

Y es que ahora que el legislador se ha posicionado y ha dado luz verde al arranque de la regulación del cánnabis en España, ha comenzado una competición fratricida para ver quién hace valer el documento técnico jurídico que mejor represente sus intereses. Para desgracia del activismo, en esta alocada carrera parece que los que menos importan son los autocultivadores que se enfrentan a multas y penas de cárcel por no hacer nada que dañe a nadie, excepto al narcotráfico. Ya no importa el futuro de los usuarios que necesitan alivio para sus dolencias. Ya no cuentan aquellos que, simplemente, para relajarse prefieren el cánnabis a los ansiolíticos, aquellos que prefieren el cánnabis al alcohol para divertirse o socializar; es decir, los usuarios que, con sus actos, su coherencia y resistencia, sirven de asiento, justificación y dan fuerza al movimiento por y para la legalización del cánnabis.

De repente, donde costaba sudor y lágrimas juntar a un buen puñado de personas para salir a la calle cada primavera a reclamar derechos para los usuarios y autocultivadores de cánnabis, ahora salen cientos de «expertos» de debajo de las piedras trabajando por un modelo regulatorio que moverá en España la friolera de hasta diez mil millones de euros. La sorpresa viene cuando uno se para a analizar los modelos de todos estos actores de la regulación y se da cuenta de que son semejantes o incluso idénticos. Aun así hay quienes hacen lo posible por pisar el trabajo del compañero como si esa mínima diferencia lo transformase en herejía, con el fin de que sea no el modelo propio, sino el nombre del autor el que llegue a la mesa en la que se deciden las cosas.

Este planteamiento tiene fallos realmente pueriles. En primer lugar, es una actitud que olvida que el legislador no tiene compromiso alguno con los movimientos cannábicos. Solo en una ocasión, en las elecciones del 20D de 2015, uno de estos actores consiguió meter su propuesta en el programa electoral de una formación política, pero que no llegaría con ella al 26J de 2016. Al legislador, que apenas si tiene compromiso alguno con los votantes, tal como estamos aburridos de ver en España, no le importa si la regulación es con forma de cuadrado o haciendo el pino puente, lo que quiere es que se lo den fácil, sencillo, y solo actuará si quien tiene enfrente es una masa unida y determinada. ¿Cumplimos alguno de estos dos requisitos? No. ¿Qué motivo tiene entonces el órgano que hace las leyes para legislar algo que en su mayoría nunca se comprometió a legislar, frente a un colectivo que, en ocasiones parece, solo tienes que dejar que pase un poco de tiempo para que se destruya a sí mismo?

El activismo y sus representantes olvidan que es el legislador quien tiene la sartén por el mango y que hará lo que a sus señorías más les convenga para sus propios intereses personales y de partido. Este activismo le hace un flaco favor a la gente cuando antepone su ambición por la firma y la foto a la estrategia general, estrategia que desde el principio debió pactarse, centralizarse y coordinarse. Sin embargo, el activismo se está transformando en un tumulto de gente que agita dinero del Monopoly, fichas de casino y sacos de garbanzos, exigiendo pasta de la buena a un funcionario de divisas que, además, está en la hora del almuerzo.

Los reclamantes se muelen a hostias para quedarse con el trozo grande de algo que todavía no han ganado. No va a entrar ningún vigilante de seguridad a separarlos; muy al contrario, ante el «populismo cannábico» que convierte el movimiento en unas constantes primarias a un trono de humo que ni siquiera coloca, el legislador se ríe porque sabe que ese juego no lleva a ninguna parte; es el juego que los políticos hacen jugar al pueblo desde que el mundo es mundo: la lucha por las sobras.

Ante esta situación, un servidor no puede sino declararse disidente, disidente de toda la lógica que convierte al movimiento activista en algo tremendamente complejo cuando, bien planteado, debiera ser muy simple: una sustancia que está fiscalizada en base a una mentira no puede seguir estando fiscalizada, ni mucho, ni poco. Este concepto, que muchos dan por entendido y sobrepasado, cosa que hace que se enreden con la letra pequeña, sigue siendo un escollo que todavía no hemos ni comenzado a superar de cara al común de la ciudadanía. No se trata de que nos estemos matando para vender la piel del oso antes de cazarlo; es que todavía tenemos que convencer a los cazadores de que no somos el oso.

Si el año que nos queda hasta iniciar el proyecto de ley va a ser así, paren el activismo que yo me bajo.

 

 

Un Estado para criminalizar a su población

El Gobierno de España criminaliza a su población mientras devuelve la fianza a defraudadores que han robado millones a todos los contribuyentes.

La soberbia de un gobierno dictatorial y sin moral que permite infringir las leyes, más preocupado de perseguir y estigmatizar a su población aun sin la existencia de delito, mientras premia a lobbies con millones de muertos a sus espaldas, o defiende a defraudadores que les sale el juicio a devolver…

Con anterioridad destapamos las cifras reales del DrudTest 5000; dispositivo que multa días después de realizar un consumo y siendo ilegal la propia prueba, no solo por la falta de controles de los dispositivos sino demostrado el corto margen y la gran cantidad de falsos positivos que generan.

En esta ocasión nos adentramos en la persecución que sufre la población al hacer su derecho constitucional recogido en los artículos 22 y 34 de la Constitución de España por la cual cualquier grupo de Españoles puede constituir una Asociación Sin Ánimo de Lucro y así palpar la igualdad entre distintas poblaciones de nuestra nación donde sus Ayuntamientos han aprobado propuestas regulativas para el establecimiento de ese tipo de Asociaciones, además de los procesos regulativos por parte de Comunidades Autónomas como Cataluña, País Vasco… Esta vez nos centraremos en una localidad del Principado de Asturias.

Asturias es una Comunidad Autonómica mono-provincial paradójica entorno al Cannabis. Por una parte, su consumo esta normalizado entre la población siendo una sustancia más fácil de acceder que unos mentos a cualquier hora del día, gracias al mercado negro. Existe una doble moralidad al criminalizar a los consumidores desde todas las Administraciones Públicas en el Principado, razón por la cual un grupo de vecinos, con patologías diagnosticadas como Glaucoma, Epilepsia, Ansiedad por Depresión… vecinos como los que te rodean (padres de familia, psicólogos, miembros retirados de las fuerzas del orden del estado, funcionarios de carrera) en busca de compartir información veraz y apoyarse mutuamente, se encuentran ante una estigmatización social por parte de las instituciones sanitarias y políticas.

Por esas y otras razones recogidas en los estatutos constitucionales de la asociación, estatutos ya aprobados en otras administraciones públicas estatales y, por tanto, en regla dentro del paradigma de leyes españolas, se encontraron con sus ilusiones sorprendidas con la premoría con la cual el propio registro del Principado (a los 2 días de entregar en registro dicha documentación) la Jefatura de Sección de Entidades Jurídicas les remitió a la fiscalía por contener la palabra “Cannabis” en sus estatutos. Como es palpable, la criminalización por parte del estado es constante desde el minuto 1 gracias a la ignorancia generada por la desinformación creada para perseguir colectivos de personas que se quieren desvincular por completo del mercado negro.

Esta ignorancia se palpa en catedráticos de ciertas universidades españolas los cuales no tienen ni el más mínimo pudor en realizar afirmaciones que van por encima de las posibilidades científicas y, por supuesto, de la realidad, que perjudican a la salud en una región donde no se contempla ningún tipo de fármaco como Sativex aprobado en las provincias limítrofes para enfermos moderados o graves con Esclerosis Múltiple. Persecución atroz que se palpa en las instituciones sanitarias donde no solo no pueden hablar con los profesionales sobre Cannabis, ya que directamente lo hacen constar en el historial como abuso de drogas; haciendo de los consumidores terapéuticos con tratamientos aprobados en otras regiones para pasar a ser denominados como drogodependientes. Sin justificación alguna y con la total desinformación de catedráticos que más bien tendrían que justificar sus sueldos para realizar afirmaciones fuera de la verdad y de las posibilidades científicas.

Seguiremos manteniendo  informando con cada avance, con información veraz, de la situación real por la que el gobierno, no solo favorece a que los colectivos no se desvinculen del mercado negro pisoteando los artículos 22 y 34 de la Constitución Española para una vez más criminalizar al pueblo y que sigan ganando los mismos traficantes de siempre reinando en la comarca, gracias a la ignorancia de sello y membrete con las que generan crímenes y criminales cuando no los hay pero cuando lo son no se les retira ni el pasaporte:

No queremos terminar sin recordar que esta persecución solo demuestra lo absurdo de la prohibición y la falta de funcionarios informados, documentados… necesarios para que avance la región y no sean los mismos caciques ignorantes que dañan a la sociedad y su salud desde las mismas instituciones y sillones de los que se asustan por leer “Cannabis”, sin comprender que con nuestros humos y aires tenemos más cordura, salud y cultura de la que prodigan.

Babín apuesta por el narcotráfico.

Son alarmantes las palabras de Francisco Babín, el delegado del gobierno para el Plan Nacional Sobre Drogas. Su desconocimiento de la ley o su sentido férreo de mantener la prohibición negando las evidencias y la corriente actual mundial, para sólo constatar las políticas desfasadas de un gobierno hinchado de soberbia y arrogancia para mantener los poderes fatuos de traficantes y corruptos que ven en la alegalidad del cannabis un vergel donde llenarse los bolsillos con múltiples sustancias.

Hay que ser obtuso para no comprender que si regulas las asociaciones, donde la entrada a menores está prohibida, cierras de golpe ese flujo.

Siempre ha existido un consenso entre las instituciones, las cuales gobernáis con puño de hierro, negando las investigaciones o prohibiendo la compra del drugtest 5000 para realizar estudios independientes en el territorio, por poner un ejemplo, entre otras trabas que ponéis a investigadores y médicos.

Claro que en España no entras en la cárcel si no acumulas faltas por tenencia pero si multas desorbitadas que aumentan según la reincidencia pero hasta ahí llega tú verdad. A día de hoy se persigue y enjuicia por múltiples causas que si conllevan penas (organización criminal, daños a la salud pública) a asociaciones y autocultivadores metiéndolos a todos en el mismo saco que al narcotráfico. Mientras, las autenticas redes del narcotráfico, con miles de hectáreas de cultivo, son las que no entran en prisión. Espero no tener una semántica tan traicionera como la suya por afirmar que existe una regulación cuando el cultivo se persigue más que el fraude fiscal.

Esperamos que cuando dice que el cannabis “está perfectamente regulado” no se quiera referir que el cultivo y distribución ya lo tenéis regulado gracias a la corrupción y el narcotráfico, ya que no creemos que le haga ni la más mínima gracia a las asociaciones de usuarios que perseguís y destrozáis sus cultivos, o a los detenidos por tener 3 plantas, o a los usuarios terapéuticos que envías al mercado negro y sus redes de distribución.

Las evidencias científicas dicen lo contrario a sus afirmaciones como La Comisión Global de Políticas de Drogas, de la misma forma que las experiencias en los estados de EEUU, al igual que los políticos Europeos.

Alemania comenzara en el 2017 un proyecto pionero para dispensar marihuana recreativa en el país donde ya se aprobó el uso terapéutico y las aseguradoras costearán los tratamientos; o el Reino Unido, que tiene el debate abierto y tanto liberales como conservadores ven con buenos ojos sacar de las sombras la realidad del cannabis.

Sabemos que el reciente cierre de la mayor institución Australiana del prohibicionismo donde el estado gastaba millones para difamar, te puede preocupar debido a la situación laboral actual en España, pero tranquilo ya te tienen preparada otra puerta giratoria como otras tantas veces y en tantas otras instituciones o empresas.

Nos despedimos recordándote las declaraciones de la fiscal general de EEUU donde reconoce cometer un grave error al catalogar el cannabis como droga de entrada donde el alcohol se vuelve a llevar la palma. Te recordamos que representamos al 15% de la población española los usuarios y consumidores de cannabis y nunca hemos estado más cuerdos, sobre todo más que sus palabras y con un porro en la mano, sin alabar los Alcaloides de los cuales te persiguen como la hipocresía de tus mentiras.

A lo seguro
 

Creo, que te equivocas.

Voceros de la desinformación como Cruz Morcillo, Redactora Nacional del ABC, ya no hartos de mezclar en los medios las intervenciones del mercado negro con las de asociaciones sin ánimo de lucro de consumidores, se pone nerviosa para sacar el cannabis en un debate sobre drogas con graves problemas para la salud y que son resultado de mantener una prohibición, por la búsqueda en los consumidores la alegalidad de otros productos de uso cotidiano como el coctel de Codeína y Fósforos muy bien expuesto por el Dr. Tomás Camacho y el cual te podrá confirmar lo desinformada sobre drogas y el cannabis que estás.

Viendo tu intervención en Cuarto Milenio, me hiciste recordar una frase que repetía un antiguo profesor “El creo que… Pensé que… Son hermanos de burreque…”, mientras relatabas tú credo fuera del colegio episcopal y confundiendo a la población diciendo que ya casi las drogas tienen el mismo número de muertes en carretera que el alcohol, estando muy fuera de la realidad. El alcohol lidera el ranking con el 67%, siendo los ebrios y quienes arrojaron tasas de alcoholemia superiores a 1,2g/l el 70% dentro de ese porcentaje, mientras todas las demás drogas (cocaína, opiáceos, cannabis, fármacos,…) fue del 31,64% según el instituto de toxicología con las cifras del 2015.

Dentro de este amplio mensaje, según la DGT los daños en carretera que produce el cannabis anualmente son de 1.400.000€, cifra que no hace sombra por ejemplo al mantenimiento de los jardines de Wert. Si a esto le sumas, que por ley se le hace el drugtest a todos los accidentados aunque no se involucre muertes, quedando la cifra real muy reducida, supuestamente cuando hablamos del cannabis.

Aunque las cifras que nos aportan no son claras, tras múltiples sentencias han logrado crear la suficiente jurisprudencia sobre el tema, puesto que el tener restos de una sustancia no supone que puedas estar bajo sus efectos y menos si son los reales causantes del accidente o solo el infortunio, pero eso lo dejo al ABC y su Credo.

Son algo más extensos si hablamos de las cifras sobre las muertes entre peatones los cuales en el 56,63% tenían alcohol en su cuerpo (donde otra vez el 74,5% superaban tasas de 1,2 g/l), el 39,7% con psicofármacos legales que se recetan de forma cotidiana, seguidas por 33,7% el computo de todas las drogas ilegales metiendo en el mismo saco al cannabis, donde la AAA y la NHTSA (el homónimo americano de la DGT) ya ha declarado que los efectos del cannabis al volante son casi 0 mientras en España se persigue y se engloba ignorantemente con otras drogas, tan diversas como sus efectos en el organismo y que no tienen nada que ver con el cannabis que puedes plantar en tú patio, al igual que nada que ver con las nuevas sustancias químicas que no están prohibidas pero que no tardáis los medios en encargaros de poner por todos los titulares el nombre de “cannabis artificial” o “cannabis sintético” cuando no tienen nada que ver con la planta.

Te aconsejo que leas el documento firmado por Kofi Annan citado por el Dr. Tomás Camacho, donde llama a las naciones para que dejen la inútil lucha contra las drogas y apuesten por políticas de regulación, gracias a la experiencia por parte de países que han dado el paso y han visto como han disminuido el número de consumidores, el número de accidentes, incluso la delincuencia. Documento firmado por presidentes y ex-presidentes a parte de premios Nobel. Acostumbrada día tras día a buscar cómo asustar a la gente desde una redacción, que esperamos tenga la información más contrastadas que tus palabras, tal vez esa sea la razón por la que este año tampoco eres candidata al Nobel de periodismo.

Campañasexisten, pero las orquestáis vosotros bajo los mismos falsos credos y convicciones en vez de la realidad. Campañas como las promovidas por el gobierno utilizando la fiscalía, las fuerzas del estado y medios para entrar en asociaciones cannabicas donde usuarios terapéuticos y recreativos buscan el poder salir del mercado negro, el cual está encantado de que esas miles de personas vuelvan a depender de ellos en vez de recurrir a cultivos compartidos o autocultivos, metiendo en el mismo saco a ciudadanos y delincuentes para justificar la persecución a usuarios pero sin mencionar todas las sentencias a favor de usuarios y asociaciones, donde el estado tiene que devolver todo lo incautado, sentencia tras sentencia, multiplicando el gasto inútil en vez de recaudar y trabajar el asunto desde la prevención de riesgos y no sobre análisis y estudios adulterados, como ya han hecho muchos estados en EEUU y otros países, pero claro, desinformada con la prensa nacional, poco más allá puedes vislumbrar.

Te aconsejamos que te informes en vez de dar la razón “por que sí”, sin comprender “el por qué”. Sabrías englobar los alcaloides como el opio, la heroína, gran parte de los fármacos, alcohol, cocaína, café o hasta el azúcar entraría en esa clasificación y diferenciar con otro tipo de sustancias menos dañinas como el cannabis, comprendiendo su inocuidad a la hora de hablar de patologías y los beneficios que implican una regulación en España.

Creo que tu afán de notoriedad supera tú afán de informar y más el de contar la verdad. Para la próxima vez, vuelve a intentarlo y no tengas estos fallos garrafales en el día a día de tú trabajo en el cual, en teoría, te tendrías que rendir con la verdad y no para desinformar. Tal vez con menos alcaloides como el café pero con más cannabis te ayudara a recordar y no a colaborar con el engaño.

 

AmaneceQueNo

Laura habla de Marihuana, osea malísimo

Es repugnante ver como una periodista como Laura Jurado (El Mundo) utiliza una lamentable noticia sobre un asesino con años de antecedentes de enfermedades metales para hacer su campaña particular con un pleno desconocimiento del tema y todo para hacer una noticia sensacionalista, repetitiva y propagandística sin base científica.

Podríamos hablar de los recortes acometidos en sanidad los cuales afectan a todos los enfermos y familias que se ven desprotegidos por el afán de privatizar. Causa más probable por la indefensión a la sociedad presupuestaria con listas de espera de varios meses para recibir una cita médica aunque sea urgente por una crisis.

Por ejemplo podríamos hablar del programa Suizo que dispensa heroína a toxicómanos en centros de salud bajo control médico y que desde que comenzó no se ha registrado muerte alguna. Extrapolable a otras poblaciones, cada día más, que han visto en la regulación una medida eficaz en prevención de riesgos disminuyendo el número de delitos y muertes.

Con tan solo un poco de investigación tendrías conocimiento del sistema endocannabinoide del propio organismo por el cual tu propio cuerpo produce CBD y THC usando esos compuestos como mensajes químicos en el complicado proceso de homeostasis celular y que gracias al THC eres capaz de estar hoy con vida. Indagando sobre esté tema te darías cuenta de el porqué el cannabis no solo trata síntomas sino enfermedades de todo tipo, utilizándose como tratamiento para el Alzheimer por sus cualidades neuroregeneradoras, o el TDAH sustituyendo fármacos con cadenas moleculares similares a las anfetaminas y que son tratamiento recetados hoy para niños, o contra el Cáncer ordenando el suicidio de las células cancerígenas respetando las células sanas, o como tratamiento para enfermedades psíquicas como la Esquizofrenia. Lee las publicaciones de tú mismo medio en los que hablan de tratamientos prometedores para el Autismo basado en investigaciones científicas y no en juzgados de guardia.

Comprenderías el océano de tú ignorancia hablando de marihuana con coherencia y no con cuentos de brujas, entendiendo que no hay nada de dañino en ella sino un mal uso por la prohibición, conjunto a una mal información. Al igual que hay gente que hace un mal uso de las  redes sociales o de APPs como Pokemon Go que han generado más muertes que la marihuana.

Apoyando una persecución que genera miles de asesinatos como los llevados a cabo por el presidente de Filipinas, Duterte, y que gracias a los tratados españoles con ese país en tema de armas, son asesinadas con balas españolas, mientras miramos a otra parte por los beneficios que nos reporta. Alcanzarías las mismas conclusiones que Kofi Annan, Juan Manuel Santos, Pedro Mújica o hasta Zaplana; que la guerra contra las drogas es causante de más muertes y perdidas, que los daños que buscan paliar.

También te podríamos explicar lo que es hacer un uso responsable de una sustancia como el alcohol o el tabaco que según la ciencia y las estadísticas son mucho más peligrosos (no solo socialmente) provocando euforia, falsa confianza y alterando mucho más los sentidos que la marihuana. Sino también en los efectos con antecedentes médicos al igual que la mezcla de distintas sustancias, como los fuertes tratamientos para ciertas patologías y que muchos de ellos han sido retirados en distintos países como en la EU por producir los efectos que pretendían tratar y que ni siquiera te has prestado a investigar, perdida en la psicosis de repetir una y otra vez que mala malísima es la marihuana.

Para que te des cuenta lo absurdo de tus conclusiones, te recuerdo que según la ONU, entre el 13% y el 15% de los españoles son consumidores. Se amable con tus compañeros ya que por estadística y tu deducción están a punto de entrar en cólera.

Intenta leer estudios recientes copilando datos durante décadas y con miles de participantes donde no encontraron diferencias ni físicas ni psíquicas con no consumidores. Busca información sobre los últimos estudios que confirman que menos del 1% de los consumidores toman otras sustancias incluido legales como el alcohol o los fármacos, no siendo puerta a otras drogas como el caso de alcohol.

Si supieras algo de cannabis sabrás que está catalogado 114 veces menos peligroso que el alcohol y que es menos adictiva que el café catalogándola al mismo nivel que la dependencia que puede producir el chocolate.

Si aparte de sensacionalismo conocieras más historia que las de juzgado de guardia, sabrías que la humanidad la lleva consumiendo casi desde sus principios y a día de hoy no ha producido ni una sola muerte. Utilizado a través de la historia por presidentes como Whashington, Kennedy, Bush, Clinton, Obama Jimmy Carter recientemente o grandes mentes como Shakespearee, Carl Sagan, Richard Branson en la actualidad entre otros.

Me dirás de los daños que causa en carretera, estimados en  1,4 millones anuales a nuestros bolsillos, respaldada por los 23 millones gastados para detectar su consumo, dando por positivo restos de 1ng/ml de saliva; pero multiplicar X16 el gasto para perseguir un delito cae por su propio peso. Sin contar que el homónimo de la DGT en EEUU, la AAA recientemente ha publicado que el cannabis apenas tiene efectos en la conducción o que mientras en España por conducir a una competición Olímpica te multan con 1000€ y 6 puntos, después puedes participar en ella mientras no superes los 150ng/ml en sangre.

Tal vez extrañas el sensacionalismo de la alfombra roja y de la prensa rosa o demasiados mítines prohibicionistas con el lema sin sustancia como “sin gobierno” de “Las drogas son malas” y demás mentiras que cada día nos tienen acostumbrados, pero, por favor, no utilices el drama de una familia para llevar tu campaña de desinformación ni catalogar a millones de españoles de lo que no son; ni insultes la inteligencia de tus compañeros aunque consuman o no.

Por último te quiero recordar el número de muertes anuales por culpa del alcohol y tabaco para que cuando te tomes una copa tengas salud pensando que no son reales y que son culpa de los recortes, mientras con mi calada y mi cordura te invito a investigar y no a especular con toda la salud del mundo.

 

Louis

La política del miedo más cara del mundo.

A menudo utilizan los miedos de la sociedad para justificar políticas, actuaciones o campañas. Ya hace unos meses pasamos a “examen”, el DrugTest 5000 con los datos que nos proporciono la DGT a través de la Universidad de Santiago donde determinaron que el dispositivo solo detecta el consumo de Cannabis las últimas 6-8 horas mientras los fabricantes determinan la detección en las últimas 24 horas; para perseguir residuos y no efectos de una sustancia que su punto álgido de intoxicación es según se deja de consumir y sus efectos caen en picado hasta las 2 horas, donde sus efectos desaparecen. Estas son alguna de las razones por la que la agencia Norte Americana de Trafico “NHTSA” hace poco publico nuevos estudios sobre sus efectos en la conducción, determinando que el riesgo de sufrir un accidentes es mucho más bajo que quienes conducen ebrios y la falta de base legal para justificar los test de drogas en carretera, al no poder determinar la influencia del Cannabis en el momento de la conducción.

Hoy vamos  a desgranar las cifras del miedo  con que el Gobierno se sirve de la DGT para hacer campaña, justificando y asustando a la población por el consumo de Cannabis al volante.

Este 2016 se han ampliado tanto las partidas parta perseguir a los consumidores de Cannabis por carretera como la cuantía de las multas. Con respecto a las leyes la detección de THC conlleva una multa de 1.000€ y 6 puntos del carnet, incluso penas de cárcel y retirando la posibilidad de conmutarlo a través de un centro de desintoxicación (Razón porque las estadísticas de ingresos en esos centros han aumentado en los últimos años). El año pasado se detectaron un total de unos 22.451 positivos: 1.886 (al ser parados por otra infracción),  562 (involucrados en accidentes al volante) y desde que se implantaron los controles preventivos se han detectado 20.000 positivos en drogas y medicamentos.

El Ministerio de Interior ha destinado para el 2016; una partida de 12 Millones de Euros para realizar controles en todo el territorio Español, un 38% más que el año anterior. Donde el 33% dieron positivo en controles y un 59% los conductores que cometieron una infracción o se vieron involucrados en un accidente.

Por otro lado hay que sumar a esos 12 Millones de Euros, otra partida de 11.207.589€ que el Ministerio de Interior destina a la DGT para la publicidad y comunicación (campañas como “El porro más caro del mundo”, etc ). Cifra muy superior a otras partidas de la misma índole como los 9 Millones de Euros destinas a la Agencia Tributaria o los 2,5 Millones de Euros para el Servicio Público de Empleo Estatal.

Más de 23 Millones de Euros destinados para perseguir una sustancia que sus efectos son menores y permanecen menos en el cuerpo que el alcohol produciendo un gasto de tan solo 1,4 Millones de Euros a nuestros bolsillos según el Ministerio de Interior y la DGT. Como siempre, se hace un gasto desorbitado para realizar una caza de brujas, mientras otras instituciones extranjeras, estudios científicos realizados en otros países conjunto a las cifras de nuestras carreteras, nos cuentan otra historia.

Otra muestra más de lo obsoletas que están las antiguas políticas del PP y su forma de gobernar. Haciendo de la hucha de pensiones su colchón mientras asustan a la sociedad con problemas que generan menos gasto que los defraudadores de impuestos, las adjudicaciones, tratos de favor, corrupción y más casos que ya día a día nos tienen acostumbrado un partido con unas políticas de hace 30 años y unas instituciones a la orden ciega de lo que dicta.

Casos como las señales de tráfico con mensajes personales como “Es por aquí, cariño” o los presuntos tratos de favor por parte de la ex-directora de la DGT a su marido en la concesión de licencias para cursos de recuperación de puntos, no son más que otra gota de la falta de rigor y profesionalidad por parte de la DGT.

No queremos alentar el consumo de drogas al volante ni mucho menos, pero si sacar las cifras del miedo que utilizan para perseguir y estigmatizar una sustancia que para nada es como la pintan y menos a la vez tener la hipocresía de premiar a un lobby permanente del estado del alcohol como doble cara de la falta de moral, siendo una sustancia más peligrosa al volante según la agencia de trafico norteamericana. Todo por un afán recaudatorio, generando un gasto desproporcionado para los daños que implican a la sociedad recortando presupuestos a otras entidades que buscan el desfalco de cantidades que ensombrecen los 1,4 Millones de Euros, o los recortes en Sanidad que cada día generan más muertos mientras el Cannabis nunca los ha generado.

La falta de coherencia por parte del gobierno, prefiriendo mantener un mercado negro con la prohibición donde campan a sus anchas el narcotráfico, gastando millones en recursos para perseguir a los millones de consumidores en España, recaudando de ellos a base de multas en vez de regular un mercado, que se estima, generaría Miles de Millones de Euros más en impuestos que los recaudados por la lucha contra las drogas y controles preventivos juntos, sin contar los puestos de empleo que sin duda impulsaría una economía más que asediada por los recortes.

11811480_1030108660394173_5879313816297220996_n

Mi experiencia con el linfoma.

Cuando me enteré, me cerré en banda a escuchar que tenía cáncer de linfoma y el tratamiento que me iban a dar. Pensaba que era una broma de mal gusto y sin gracia pero no, por cómo me encontraba.

Antes que me diagnosticaran cáncer de linfoma estaba yendo constantemente al médico semanas atrás. Creían que era una simple gripe y poco más hasta que se multiplicaron la diversidad de síntomas.

Vómitos, fiebre alta, sudores fríos, cansancio, sin ganas de comer, etc me mandaron al hospital público  haciéndose interminable la lista de espera, te atienden poco, no te ayudan emocionalmente y cosas por el estilo. Hasta que me fui a uno privado” NISA” donde estuve 3 años dentro , el primer año después de un arduo trabajo para conseguir la autorización, ya que al ser menor de edad estaba vetada,  pero de lo mal que estaba se podía entender la situación y terminaron recetándome cannabis herbal. Todo gracias a mi tía que luchó hablando con los médicos para que me la diesen el tratamiento y digo tía porque no tengo padres.

Los primeros tres años me trataron con quimio, radio, reso, etc donde se pasa fatal ya que te mata las células maligna a la vez que las benignas. Ahora llevo dos años que he dejado de ir porque me daba vergüenza salir a la calle, sigo teniendo las defensas bajas pero  sobrellevo mejor la vida desde que deje los tratamientos invasivos. Ahora  tengo días horribles donde veo como se me va la vida en cada vomito pero hago una vida normal dentro de lo que cabe.

Trabajo, cuido de mis mascotas que son mis alegrías y agradezco el apoyo  que siempre me han demostrado en casa. Me siento rara pero con libertad por lo menos en mi casa y no una sala fría sin nadie que te apoye.

Con cannabis herbal a falta de otro tratamiento como los que se dispensan en otros países te hacen sobrellevar mejor el día a día. Desde que estoy fuera del hospital he recurrido a amigos que me regalan parte de su cosecha al conocer lo mal que lo paso.

Prohibir el cannabis oculta a mucha gente como yo que solo queremos tener una vida digna, que no nos miren mal por hacer algo natural ni tener que ocultarse para conseguir algo que cada día queda más demostrado sus beneficios.

Angelina. Una luchadora Sevillana.

tumblr_m3m386Jx641rp1erdo1_500

Tú modo de vida

Es posible que tú que estás leyendo esto, tengas un familiar, quizá una madre con problemas de ansiedad, y que te espante leer los efectos secundarios de la medicación que toma.

Es posible que estés bien, que seas una persona sana sin mayores problemas, pero tu pareja padezca fibromialgia y no entiendas cómo puedes paliar sus dolores, y te esté preocupando cómo van cayendo en tu casa las cajas de ibuprofeno, paracetamol, metamizol, tramadol y finalmente morfina, y cómo ninguna de estas medicinas le despierta siquiera una sonrisa.

Es posible que hayas visitado a un amigo al que estén tratando con quimioterapia y su madre te haya dicho que mejor vuelvas otro día, y hayas escuchado los estertores de sus nauseas desde la puerta.

O, simplemente, puede que no entiendas por qué en tu país se permite vender cajetillas de tabaco con fotografías que explican de cuántas manera te puede matar el tabaco, por qué en tu país uno se puede matar bebiendo si le viene en gana, por qué, de hecho, se puede matar comiendo si le viene en gana, pero no puedes comprar, ni siquiera plantar, una hierba que podría aliviar la ansiedad de tu madre, los dolores de tu pareja y las nauseas de tu amigo.

Es posible que no entiendas por qué una persona adulta puede ir a la cárcel, de hecho, por plantar en su casa una hierba para su propio consumo, una hierba que no le va a hacer ningún daño pero que, aunque así fuera, ha decidido plantar y consumir como podría decidir comprar y consumir tequila, pegamento o naftalina.

No nos pongamos sentimentales ni conspiranoicos. No digamos aquello de «busca a quién beneficia», porque entonces veremos una relación entre los partidos de la casta y las empresas farmacéuticas, y empezaremos a pensar cosas raras acerca de cuánto dinero se gana prohibiendo el autocultivo de una planta que no hace daño a nadie pero podría ayudar a muchos.

No hace falta decir nada más que esto: mira qué partidos políticos quieren que siga siendo ilegal que una persona cultive cannabis en su casa, cannabis que podría ayudarte a reír, a sanar, a decorar o a lo que te dé la real gana. Y mira qué partido se compromete contigo a dejarte en paz con tus plantas y tu modo de vida.

 

CamisetaHoja

30 años Cultivando Ilegálmente

¿Cuando va a cambiar el Modelo Democrático en este País?.

Eso nos preguntamos algunos Ciudadanos Españoles Libres de Pensamiento y hábitos.

La Injusticia Social que los cultivadores libres, tienen vetados sus derechos de Cultivos  de cannabis.

El Cannabis es una planta más, que muchos deseamos, sea libre su cultivo.

Nadie va a parar a estos ciudadanos libres que quieren cultivar y degustar sus plantas.